Skip to main content

Me he quedado enganchado de las lumbares. ¿Qué hago?

Este es un mensaje que nos encontramos multitud de veces en nuestra clínica de fisioterapia. “Me he enganchado de las lumbares”, “Me he quedado pillado”, “¿Qué puedo hacer si me he quedado enganchado de la espalda?”.

El dolor lumbar es el síntoma más frecuente en la población mundial, en otras entradas del blog hemos hablado del dolor lumbar inespecífico y del dolor lumbar específico y su clasificación.

En la mayoría de los casos en los que el paciente nos relata que “me he enganchado de la espalda”, estamos delante de un síndrome discogénico o dolor discogénico. 

Se trata de un síndrome causado por la irritación del disco intervertebral, causada normalmente por una degeneración progresiva del disco.

El disco intervertebral está formado por una anillo fibrocartilaginoso que envuelve el núcleo. Este anillo se llama Anillo Fibroso y rodea al núcleo, con un alto contenido de sustancia gelatinosa. 

La importancia que tiene esta estructura es vital, es el principal estabilizador de la columna y favorece una buena movilidad y una distribución de las cargas adecuadas.

¿Qué le ocurre a mi disco cuando me quedo enganchado?

En la gran parte de los casos, cuando sufro un dolor lumbar súbito, en el que me quedo enganchado, estamos delante de una Disrupción Discal Interna, la estructura interna del disco se ha visto comprometida y ha generado una inflamación del sistema. (Originalmente el núcleo del disco no tiene inervación, y con el paso del tiempo va generando inervación que permite que este disco genere sensibilidad).

La parte positiva de esta Disrupción Discal Interna, es que tiene un periodo de crisis, que genera un dolor invalidante, pero tiene una duración de unos 10-15 días, si se realiza el tratamiento adecuado, como con el que trabajamos en Impuls Clínic, la mejor clínica de fisioterapia de Valencia.

Este síndrome discogénico, genera un dolor constante, que no disminuye con el movimiento e incluso puede aumentar con el movimiento rápido.

En ocasiones puede generar dolor hacia el glúteo o incluso hacia la pierna, pero no provoca alteraciones neurológicas como pérdida de fuerza o sensibilidad. Puede aparecer una intolerancia a la sedestación. 

El diagnóstico del dolor discogénico es puramente clínico, es decir, se llega a el mediante el razonamiento clínico de la historia clínica y la exploración. Existe una prueba que puede dar algo de información sobre el estado del disco, llamada discografía.

Frecuencia de síntomas en el dolor discogénico.

¿Qué puedo hacer si me he quedado enganchado?

En primer lugar debes ponerte en manos de un profesional sanitario, en este caso, nuestros conocimientos nos permiten generar un abordaje adecuado para este tipo de pacientes.

Es fundamental la realización de un triaje, para poder trabajar con la máxima seguridad posible. 

Una de las premisas es mantenerse activo en la medida de lo posible, reducir los mecanismos que generan dolor a corto plazo y aumentar poco a poco la exposición al movimiento.  El tratamiento con antiinflamatorios puede estar indicado.

Una vez avanzada la primera fase, el tratamiento con fisioterapia y ejercicio es fundamental, aquí, el equipo de Impuls Clínic, los mejores fisioterapeutas en Massamagrell, está formado en patología y ejercicio terapéutico, para poder dar la mejor terapia posible. 

En Impuls Clínic podemos ayudarte, ya sea acudiendo a nuestro centro, ubicado en Av. Major 145, Massamagrell, o bien vía online, puedes reservar cita en nuestra web o bien llamando al 621160146.

Bibliografía importante:

  • Kallewaard J, Terheggen M, Groen G, Sluijter ME, Derby R, Kapural L, et al. 15. Discogenic low back pain. Pain Pract. 2010:10(6):560-79. DOI: 10.1111/j.1533-2500.2010.00408.
  • Insausti J. Facings with discogenic pain. Rev Soc Esp Dolor 2020; 27(5): 281-282 / DOI: 1020986/resed20203848/2020
  • HENAO ROMERO, S; ACEVEDO GONZALEZ, JC; BASTO ALUJA, LE  y  MORENO LUNA, IS. Identificación de signos y síntomas para el diagnóstico del dolor discal: revisión de mapeo. Rev. Soc. Esp. Dolor [online]. 2020, vol.27, n.5 [citado  2023-12-22], pp.292-297.