Skip to main content

Con la llegada del verano, las consultas por dolor en la planta de pie son muy frecuentes. ¿Tengo fascitis plantar? ¿Cómo saber si tengo fascitis plantar?No todo el dolor plantar es fascitis plantar. 

El dolor plantar es bastante común en la población general, además es un clásico en las consultas de verano. Afecta a entre un 4 y un 9% de la población [1][2], además de con dolor se asocia a una disminución de la actividad y una pérdida de capacidades. 

Suele afectar en mayor medida a población sedentaria de mediana y avanzada edad. 

Representa el 8% de todas las lesiones en corredores. [3]

El mejor tratamiento para el dolor plantar lleva muchos años en continua discusión, pese a ser un problema más heterogéneo de lo que pueda parecer, multitud de artículos y revisiones hablando de ondas de choque extracorpóreas, AINES (orales o inyectados), ejercicios, corticoesteroides y ortesis. 

¿Tengo fascitis plantar? Aquí vemos una tabla de todos los posibles diagnósticos diferenciales, es decir, patologías con síntomas que pueden ser parecidos.

Diagnósticos diferenciales en dolor plantar.

Para poder realizar un tratamiento apropiado, en este tipo de patologías, basaremos nuestro razonamiento en tres partes:

  • Diagnóstico.
  • Valoración.
  • Educación del paciente. 

Diagnóstico

  • Cambios en las demandas sobre el tejido.
  • Cambios en la historia mecánica.
  • Localización del dolor, comportamiento del dolor.
  • Descartar causa Inflamatoria (Grasa Talar), Tendinopatías o problema neuropático.

Valoración.

  • Movimientos compensatorios.
  • Elasticidad de los gemelos.
  • Dolor palpable o no.
  • Movilidad de pie, flexoextensión.
  • Descartar posible tendinopatía. 

Educación del paciente

  • Herramientas para tratar y prevenir la recurrencia.
  • Autotratamiento cuando sea necesario.
  • Manejo y automanejo de las cargas. Clave la tolerancia de cargas.
  • Importancia de los factores metabólicos (Antibióticos, metabolitos, diabetes…)

Resumiendo:

Caso número 1. Tengo dolor en la planta del pie cuando me levanto por la mañana. Es una de las consultas más frecuente:. “¿Qué hago cuando tengo dolor en la planta del pie por la mañana?”

En este tipo de casos, nuestra respuesta siempre es, depende. Podemos estar delante de una inflamación de la grasa subtalar, una fascitis o incluso una pequeña rotura de la fascia.

Caso número 2. Tengo dolor contínuo en la planta del pie. Es una consulta menos frecente. Puede englobar lesiones óseas por estrés, deformidades en el retropie o incluso un espolón en un avanzado estado inflamatorio.

Caso número 3. Tengo un dolor muy fuerte en el talón cuando apoyo. Este último caso es muy repetido. ¿Qué hago si tengo un dolor muy fuerte justo en medio del talón?

Podemos estar delante de un espolón calcáneo o una degeneración de la grasa subtalar.

  1. Hill CL, Gill TK, Menz HB, et al. Prevalence and correlates of foot pain in a population-based study: the North West Adelaide health study. J Foot Ankle Res 2008;1
  2. Thomas MJ, Whittle R, Menz HB, et al. Plantar heel pain in middle-age and older adults: population prevalence, associations with health status and lifestyle factors, and frequency of healthcare use. BMC Musculoskelet Disord 2019;20:337.
  3. Morrissey D, Cotchett M, Said J’Bari A, et al. Br J Sports Med Epub