Skip to main content

Las cefaleas y las migrañas son unos de los cuadros clínicos más frecuentes en consulta. Pese a su gran prevalencia, el tratamiento tradicional de estas patologías solía acabar en fracaso.

Las migrañas son un tipo recurrente de dolor de cabeza. Pueden causar dolor moderado e intenso que puede ser pulsante o contínuo. El dolor puede situarse en un lado de la cabeza o incluso en los dos.”

Esta definición de migraña habla de qué síntomas puede padecer una persona que tiene migrañas. Pero esta definición habla muy poco de cuál puede ser la causa principal de estas migrañas ni de la neurofisiología que hay detrás de esta terrible patología.

Cuando leemos guías clínicas, nos encontramos con innumerables definiciones y clasificaciones para clasificar y diferenciar a los pacientes migrañosos. Migraña común, migraña episódica, migraña crónica, cefalea tipo tensión, cefaleas trigémino-autonómicas, cefaleas secundarias, cefalea por uso excesivo de medicación, neuropatías craneales

Young brunette woman wearing striped t shirt with hand on head, headache because stress. suffering migraine.

El diagnóstico y clasificación de la cefalea, es puramente clínico, es decir, no disponemos de ningún biomarcador o prueba de neuroimagen para poder diagnosticar y clasificar a los pacientes, esos significa que si tengo dolor de cabeza me van a clasificar según sea ese dolor de cabeza. 

Cerca de dos tercios de la población sufrirá de algún dolor de cabeza de importancia durante su vida. Algunos estudios sugieren que un pequeño porcentaje de los pacientes con migrañas episódicas (3%), es decir, con dolores de cabeza de vez en cuando, evolucionarán hacia pacientes con migrañas crónicas cada año. [1][2]

Prevalencias y epidemiología de las cefaleas primarias y secundarias en un estudio poblacional. 
[Manual de Práctica Clínica en Cefaleas. Recomendaciones diagnósticoterapéuticas
de la Sociedad Española de Neurología en 2020. ISBN: 978-84-18420-19-1. ]

El impacto de la migraña en la vida de un paciente migrañoso es brutal. La migraña genera absentismo laboral, pérdida de relaciones sociales y familiares, aislamiento y puede llegar a ser un predictor de la depresión.

Existen factores de riesgo biológicos estudiados, como la obesidad, el abuso de medicación o el síndrome de apnea del sueño.

Para poder diagnosticar un dolor de cabeza como un síntoma primario, y poder tratarlo como tal debemos descartar patologías secundarias.

Debemos entender un dolor de cabeza como síntoma de alarma, una respuesta del organismo cuando detecta una amenaza que no detecta como controlable. Además, según su fisiología debemos entender la migraña como un dolor visceral.

En Impuls Clínic tenemos formación y experiencia para tratar y diagnosticar este tipo de patologías tan invalidantes. 

Para poder entender las migrañas como la respuesta neuroinmune que es, debemos dejar claro algunos conceptos y mecanismos centrales que son vitales para analizar el substrato anatómico y neural que tenemos detrás de los clásicos dolores de cabeza. 

Sistema de inhibición. El sistema nervioso tiene mecanismos para generar analgesia. Un sistema de control antinociceptivo descendente y por tanteo puede actuar modulando la señal del dolor.

Sensibilización periférica y central. La sensibilización consiste en la hipersensibilidad de las neuronas sensitivas tanto de primer orden como centrales. En rasgos generales esto genera un descenso del umbral de activación neural. Estos mecanismos de adaptación neural son muy beneficiosos en las fases agudas, pero si tras la remisión del estímulo potencialmente nocivo no se normalizan estas “sensibilizaciones”, el sistema nervioso central generará cambios neuroplásticos. 

Hiperexcitabilidad cortical, el cerebro de los individuos que sufren migraña presenta una hipersensibilidad a diversos estímulos (luminosos, auditivos o sensitivos).

Respecto a la fisiopatología, una teoría propone que ciertos estímulos podrían influir en un cerebro susceptible y provocar una serie de cambios a nivel celular o molecular que desembocarían en el ataque de migraña.

Existe otra hipótesis, que defiende que los actos premonitorios como las alteraciones del sueño o el apetito, se pueden producir por una modulación inadecuada de las estructuras cerebrales como el hipotálamo, que pueden favorecer una percepción más intensa (cambios meteorológicos, aumento del apetito o predilección por ciertos alimentos), y que sea esto lo que el paciente interpreta como causa de la crisis. 

Parece existir cierto consenso en el hecho de que mecanismos periféricos pueden estar relacionados con algunas formas episódicas de la cefalea y los mecanismos centrales (sensibilización central y falta de inhibición descendente) con la transición hacia su cronicidad.[3]

Estos mecanismos periféricos que describen algunos autores, pueden tener origen muscular. Según algunos modelos fisiopatológicos el dolor asociado a las Cefaleas 

Tipo Tensión o Cefaleas tensionales pueden ser generados por puntos gatillos miofasciales, que son áreas de hipersensibilidad muscular. Estas teorías defiende que estos puntos gatillo actuarían como excitadores del sistema nervioso por la liberación de sustancias proinflamatorias, antiinflamatorios o neurotróficas, capaces de iniciar activaciones nociceptivas periféricas.[1]

Los mecanismos centrales que median en una cefalea se producen por un incremento continuado de las señales aferentes y nociceptivas y por una disminución de los impulsos inhibitorios supraespinales.

Para poder tratar con seguridad, previamente debemos descartar algunas banderas rojas que debemos tener en cuenta para poder trabajar de forma segura.

Banderas rojas en dolor de cabeza. 
[Manual de Práctica Clínica en Cefaleas. Recomendaciones diagnósticoterapéuticas
de la Sociedad Española de Neurología en 2020.ISBN: 978-84-18420-1]

“Tengo dolor de cabeza, ¿Qué puedo hacer?”

Tu solución es Impuls Clínic, nuestros fisioterapeutas están formados en neurociencia y en el tratamiento de las cefaleas y migrañas. Podremos ayudarte. 

Estamos en Av Major 145, Massamagrell.

Puedes reservar en nuestra web www.impulsclinic.com

621160146

[1] [[Carod-Artal FJ, Irimia P, Ezpeleta D. Migraña crónica: definición, epidemiología, factores de riesgo y tratamiento. Rev Neurol. 2012;54(10):629-37.] [2][Pozo-Rosich P. Migraña Crónica: epidemiología e impacto. Rev Neurol. 2012;54(Supl 2):S3-11. ] [3][Jensen RH. Tension-Type Headache – The Normal and Most Prevalent Headache. Headache. 2018;58(2):339-45.]